Bienvenidos/as!

Bienvenidos/as!
Porque escoger es un derecho... o por lo menos debería serlo

dimecres, 27 de juny de 2007

Corazón: Al ritmo de nuestra vida

__________________________________________________







Así como el reloj
Tic-tac, tic-tac, tic-tac…
Pone banda sonora al tiempo,
nuestro corazón
Toc, toc, toc, toc, toc…
baila al ritmo de nuestra vida.
Un tic-tac rítmico y regular…
el del tiempo.
Un toc, toc rítmico y regular…
el de nuestro corazón.
Pero ocurre que
cada cierto tiempo,
el reloj se queda sin pila
cansado de ponerle música
a ese mismo tiempo que marca.
Y de repente deja de hacer tic-tac,
aunque no por ello
se detiene el tiempo.
No es problema.
Con una pila nueva
otra vez vuelve a cantar.
Pero ocurre a veces
que nuestro corazón
se cansa de bailar
al ritmo que el tiempo le marca.
Y a menudo no avisa,
y de repente se detiene,
y con él… el tiempo,
y con él… la vida.
Pero alguna vez
la divina providencia actúa
y el destino es generoso,
y antes de detenerse para siempre, avisa,
tornándose lento y pausado.
Flemático, pesado y parsimonioso.
Fatigado de llevar la pesada carga
que el tiempo le ha ido regalando.
Cansado de soportar las emociones
que la vida le ha reportado.
Y deja de bailar rock’n’roll
para bailar un bolero.
Pero los boleros
aunque bonitos, son tristes
y no pueden sonar eternamente.
Es entonces cuando,
como al reloj detenido por el tiempo,
hay que ponerle una pila nueva
a nuestro corazón.
Para que vuelva a latir
al ritmo de nuestra vida.
Para que vuelva a bailar
un alegre rock’n’roll.
Y lo bailaremos.



dissabte, 23 de juny de 2007

Ara

________________________________________________







Ara que als meus cabells d’aram
es l'argent qui els vesteix,
segueixo sense comprendre
el per què de tot plegat.
Però ara ja es tard.

Ara ja no vull més veus
que em facin creure que visc una realitat.
Ara ja sé que tot es fals i mesquí
com el negre dels meus cabells.

Ara ja es tard
i voldria no tornar a escoltar la teva veu
si no es en un intangible somni.
Ara es així com et percebeixo.
Com un somni fals i buit.
Tan fals i tan buit com la realitat que em regales
quan de sobte te n’adones
de que em tens aferrada
en algun lloc recondit de la teva ment.

I a les hores em parles.
Quan ara... ja es massa tard.










dimecres, 20 de juny de 2007

¿Por qué dudar?

_________________________________________________






Dicen que los ojos son el espejo del alma.
No admiten más disfraz que los colores.
Reaccionan por impulsos incontrolables.
Reaccionan incontrolablemente a los impulsos.
¿Qué ves en los míos cuando te miro?
¿Qué ves en ellos cuando los miras?
¿Darías cabida a la mentira en sus pupilas?
Entonces… ¿Por qué dudar?










dilluns, 18 de juny de 2007

No sigas

__________________________________________________





No sigas arrastrándome por las envenenadas ciénagas de tu antojo
clavándome esas tormentosas garras ponzoñosas
que me causan heridas infectadas de inquina
y provocan que mi frágil cuerpo
se desmorone en cascotes de apurada impotencia.

No sigas espoleando mis inquebrantables sentimientos
para que avancen al compás fluctuante de tus emociones
despertando aletargadas herraduras oxidadas en la memoria
rememorando pasajes antaño firmados por la mano del olvido.

No perseveres ansioso y anhelante
a escuchar mi último suspiro para empujarme cuando,
vacilante y extenuada,
consiga llegar al borde del infinito precipicio
en el que sucumbirá mi existencia
franqueándome la puerta de esa eternidad
en la que siempre habría deseado permanecer junto a ti.

Regodéate si es tu deseo pero déjame morir ahora.
Empújame clavando tus pupilas en mi alma y vete.
Dibuja un horizonte y pon rumbo a él sin mirar atrás.













dissabte, 16 de juny de 2007

Mi estrella


________________________________________________







No encontrándote en mi día,
una noche más te he buscado
por entre las estrellas de mi cielo,
hallando sólo oscuridad y silencio.
Tal vez sólo has sido una ilusión idealizada.
Una estrella fugaz frívola y despiadada.








dimecres, 13 de juny de 2007

Mentiras

____________________________________________________







Si algún día al levantar tu mano no hay nadie a tu lado para asirla,
si algún día al abrir tus brazos no encuentras a nadie a quien abrazar,
si algún día eres capaz de dejar de mirar a tu ombligo y
al alzar la mirada percibes que nadie queda a tu alrededor,
si algún día de repente te encuentras completamente solo,
antes de compadecerte por haber sido abandonado,
antes de dejarte llevar por ese depresivo victimismo que te tiene preso,
contempla tus manos vacías, siente ese hueco abierto en tu pecho y
dando rienda suelta a esas tibias lágrimas que nadie enjugará,
agradéceselo a tu egocentrismo, a tu egoísmo, a tu palabrería,
a tu falsedad, a tu escarnio…

Tus mentiras pueden inspirar sueños,
provocar emociones,
reavivar ilusiones,
lo admito pero…
sólo mientras son eso: falacias, porque…
cuando la realidad las delata,
tengo la oportunidad de descubrir que,
aún sin ti,
el mundo sigue girando.

Y gira, y gira… y no se detiene.

















dilluns, 4 de juny de 2007

El viaje a ninguna parte


___________________________________________________





Y sin premeditación ni alevosía, una mañana calurosa y soleada, un tren apareció detenido por sorpresa en el andén de la estación de mi existencia.
Quise ignorarlo, pero me fue imposible.

Tampoco fue fácil decidir qué hacer, pero debía ser una elección rápida porque el tiempo no se detiene ni en los instantes más cruciales, al contrario, es entonces cuando parece transcurrir a más velocidad, y el tren no iba a permanecer allí estacionado toda una eternidad.

Cerré los ojos y aun sin importarme su destino, opté por subirme a él, con mis sueños e ilusiones como único equipaje.
“Siempre estarás a tiempo de apearte”, me dije.

No huía de nada, ni de nadie, ni tampoco fue el espíritu de aventura el que me impulsó a tomarlo. Tan sólo seguí el instinto y el deseo que en aquellos momentos sentí, sin más planteamientos.

Tomé asiento y el convoy no tardó en empezar a deslizarse por los raíles que lo soportaban.
Desde el principio del viaje tuve la oportunidad de contemplar maravillosos paisajes, vivir situaciones y experiencias inéditas, conocer a personas muy diferentes con las que compartir buenos y malos momentos. Personas con las que hablar, reír, cantar y también llorar.

El tren jamás se detenía por espacios de tiempo demasiado prolongados, por lo que el viaje al destino desconocido se hacía ameno y entretenido.

Pero al tiempo, el tren comenzó a detenerse más a menudo y por más tiempo y apenas si fueron quedando pasajeros con los que relacionarse, y un sentimiento de soledad y tristeza se fue apoderando de mí.

Fue entonces cuando, una tarde fría y gris, sintiéndome como la llama de una vela que toca a su fin, empecé a preguntarme qué estaba haciendo en él, mientras se dibujaba ante mi ventana un paisaje que me resultó terriblemente familiar.

A partir de ese momento, presté toda mi atención y pude descubrir como el tren en el que viajaba daba vueltas en círculo, comprendiendo al instante que estaba, en realidad, rodando a ninguna parte.
Hubo quien se había percatado de ello con anterioridad y lo había abandonado en silencio.

Y decidí que yo debía hacer lo mismo si no deseaba terminar víctima del dolor y la angustia que me provocaba el sufrimiento, y que ya estaban haciendo profunda mella en mí.
Debía apearme cuanto antes de él y para ello ni siquiera podía esperar a que mi tren se detuviese en alguna estación de enlace, porque hay decisiones que una vez tomadas no permiten dilación.
Sin vacilaciones me dirigí a la plataforma, abrí la puerta y salté.

Sin despedidas, sin palabras, ni agradables ni ásperas.

El golpe fue duro, muy duro, pero he sobrevivido a él.

Y no, no pienso que haya sido un viaje en balde, pero ahora debo cribarlo en mi mente para quedarme sólo con lo aprendido, sólo con los buenos recuerdos, sólo con los buenos momentos, e intentar por todos los medios recuperar el equipaje perdido.











diumenge, 3 de juny de 2007

Querida Luna

____________________________________________________








Querida Luna:

Esta noche te he visto salir del mar, redonda, enorme, perfecta, anaranjada y limpia.
Ahora, estás suspendida frente a mi ventana una vez más, y a pesar de que alguna nube intenta eclipsarte, luces esplendorosa y bañas con tu luz ese mar que jamás podrá acariciarte.
Para él debes ser un sueño inalcanzable.
Tan cerca y tan lejos a la vez.
Me siento observada y no me puedo concentrar en lo que estoy haciendo.
Y de repente me encuentro abstraída, mirándote a los ojos embelesada.
¿Me interrogas?
¿Qué puedo yo decirte? (Que no sepas)
¿Qué puedo yo contarte? (Que no te haya contado)
Sigo aquí, como hace 4 semanas… como hace 8… como hace 12…
¿Frunces el entrecejo?...
Está bien... me rindo.
¿Se me había ocurrido poder ocultártelo?
Tienes razón, en esta noche hay algo distinto.
Quizá sea ese el motivo de tu inquieta mirada.
Esta noche estoy triste (también), pero sonrío.
Sí, sonrío.
Mírame a los ojos y dime… ¿Qué ves?

¿Lo adivinas?
¿Sonríes tú también?
Entonces no es necesario que te cuente más, ¿Verdad?
Tenías razón... Tú ya me habías advertido.

Gracias.
Nos vemos en cuatro semanas.
Tú siempre acudes puntual a tus citas. Yo también.



_____________________________________________________




"Anoche hablé con la Luna, y le conté mis penas y le conté las ansias que tengo de [tenerte.] olvidarte.
Anoche hablé con la Luna, y le ofrecí mis sueños, los sueños que guardaba tan dentro de mi alma.
Me confesó la luna, que nunca tuvo amores, que siempre estuvo sola, llorando frente al mar.
Me dijo que la noche ya no guardaba entre sus sombras el amor que las olas me quisieron robar.
Anoche hablé con la Luna, me dijo tantas cosas que quizás esta noche vuelva a hablarle otra vez."




Antonio Machín






dissabte, 2 de juny de 2007

Terelu

_________________________________________________________


Dice el refrán que “Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma”, y en esa creencia había sido educada Terelu, a la que nunca le había importado tener que salir siempre a su encuentro, atravesando ríos y valles.

Pero un mal día, después de mucho tiempo de peregrinaje desinteresado y altruista, Terelu se rompió una pierna, obligándola a guardar reposo por espacio de unas semanas.

Terelu, ingenua hasta la médula, quiso creer que ante su estado, sería la montaña quien acudiría a ella.

Pero los días se fueron sucediendo y ninguna montaña llamó a su puerta.

El día que le retiraron la escayola, el corazón de Terelu sintió el impulso de volver a ella, pero como pocas veces en su vida, la razón se impuso a su corazón y comprendió que “aunque la fe mueve montañas”, esa montaña, su montaña, jamás iba a desplazarse un milímetro por ella.

Aunque defraudada, dolida y desengañada por la realidad, la fuerte Terelu se sobrepuso y se dijo que por muy bellas que sean, las montañas tan terriblemente egoístas, no merecen ni el tiempo ni el esfuerzo de un corazón frágil.

Desde ese día, Terelu vive en una playa de suaves dunas, donde anidan sus sueños al abrigo de decepciones, lejos, muy lejos de cualquier cordillera.