Bienvenidos/as!

Bienvenidos/as!
Porque escoger es un derecho... o por lo menos debería serlo

dimarts, 30 d’octubre de 2007

Carta a Pablo Ferrer (Heraldo de Aragón)


________________________________________________

Kuliflò&Xes en Xeste, 27/10/2007



Pablo Ferrer es un periodista del periódico Heraldo de Aragón que ha acompañado a Héroes del Silencio en su Tour 2007.
Pablo ha escrito día a día un blog durante la gira a modo de "diario".
En él se podían seguir de cerca las andanzas de nuestros Héroes, y también podían remitirse correos electrónicos que tras ser revisados por Pablo, podían ser publicados.

El blog aún puede ser visitado en
Este que reproduzco a continuación es el correo electrónico que anoche le dirigí (a pesar del cansancio) y que debido a la "avalancha" de correos que ha recibido, dudo que llegue a publicarse en el blog.
Y es que... cuan cierto es aquello de que "si miramos hacia atrás, siempre encontraremos algo peor"...



De: Francesca
Enviado el: lunes, 29 de octubre de 2007 0:02
Asunto: Hola Pablo


Buenas noches Pablo.
Anoche asistí al concierto de Valencia y justo acabo de llegar a casa (Mataró, Barcelona).

Lo primero que he hecho ha sido encender el ordenador para ver que se comentaba por aquí y... Dios! Casi no puedo creérmelo!

Estaba haciendo esfuerzos por olvidar mi particular pesadilla y resulta que al final lo mío es un dulce sueño comparado con lo que tuvieron que sufrir esos 20.000 compañeros de ilusiones que se quedaron sin poder llegar al circuíto.

Héroes estuvieron espléndidos, enormes, geniales, cercanos, calídos... aún no he encontrado el adjetivo adecuado porque tal vez ni siquiera existe.

Estuve en La Romareda el 12 y vi y viví lo más grande que jamás había experimentado, pero lo de ayer lo superó con creces.

Pero también lo superaron con creces los responsables de la organización del evento.

Llegamos al circuíto a las 12 del mediodía.
Un chico nos indicó amablemente donde debíamos aparcar.
Habíamos leído en tu blog que la apertura de puertas sería a las 13h.
Íbamos 4 personas.
Llevábamos 8 bocadillos, cuatro botellas de agua pequeñas, una bolsa de croisants pequeñitos y frutos secos... Iban a ser muchas horas, y el bolsillo después de tanto trajín de conciertos este mes, no está para atentados.

Guardamos cola pacientemente y aparecieron unas chicas vestidas con camisetas negras en las cuales en blanco ponía "BOCADILLOS" y con tacones (sí sí, con zapatos de tacón alto todas), arratrando unos carritos de la compra también negros.

Unos chicos de delante les preguntaron por los bocadillos y dijeron "6 Euros"... ¿6 euros?... Dios!... Suerte que llevábamos los nuestros!

Lo primero que íbamos a hacer en cuanto estuviesemos tranquilamente en el interior iba a ser deborar uno de ellos. El viaje había sido largo (400Km) y estábamos hambrientos.

Las chicas no tuvieron mucho éxito, y así lo comentaron en corrillo a nuestro lado: "No, ninguno", "Yo tampoco", "Claro es que la gente se trae la comida de casa", "Sí, si, se lo traen todo"...

Después de las 13h se abrió la puerta de la primera línea de seguridad.
Me sentí como en el ejército: "TODOS CON LA ENTRADA EN LA MANO!!!" gritaban los chicos, a lo que te daban ganas de responder "Señor, Sí Señor!!!"... pero bueno... queríamos entrar.

Y ahí empezó la pesadilla.

Nos hicieron echar directamente a un contenedor toda nuestra comida y nuestra agua.

Todo, TODO.

No pudimos entrar ni los frutos secos ni los croissants. NADA DE NADA.
Nos pareció vergonzoso y humillante,
¿Ese era el precio que debíamos pagar para ver a nuestro héroes además de la entrada?.

Faltaban 8 horas para el concierto, ¿Acaso la organización iba a darnos agua y algo que comer?.

Dentro los precios eran prohibitivos, incluso el merchandesing oficial se había "revalorizado" con respecto a Zaragoza.

Y las chicas de los bocadillos cambiaron sus zapatos de tacón alto por manoletinas y triunfaron como Manolete.

7,5€ una cerveza grande, 6€ los bocadillos, 5€ un plato de arróz con colorante...
Me (nos) sentí(mos) como un ratón(es) en una ratonera.

La apertura real de puertas (sólo 2 para semejante extensión) fue pasadas las 17h, en plan avalancha, y conseguimos 4 asientos en las gradas más cercanas al escenario porque estábamos de los 100 primeros en la puerta de la izquierda.

Contemplamos como se fue llenando y disfrutamos del concierto mientras duró.

Y luego nos quedaba la salida.

Las cosas habían cambiado desde nuestra llegada.
En la explanada donde habíamos hecho la primera cola por la mañana, había "aparecido" un circuíto de karting, convenientemente vallado, con lo cual se dificultaba el paso de la marea humana.

Además, muchos eran los que andaban "contracorriente" porque habiendo salido por otra puerta, debían llegar a sus vehículos en sentido contrario a los otros.
No había indicaciones de ningún tipo, ni personal que guiase al público.
Conseguimos llegar al coche 1h más tarde, es decir sobre la 1h pero nos tuvimos que quedar hasta las 4h de la madrugada metidos en él, en la misma plaza donde lo habíamos dejado porque era imposible abandonar el circuíto.

Todo estaba colapsado.
Los coches literalmente parados, con el motor apagado.
No había nadie de la organización para indicar nada, ni guardia civil, ni policia, NADIE.
A las 4:30 de la madrugada había Kms de caravana para poder llegar a Valencia.
Por suerte nosotros nos quedábamos en Torrent, en casa de unos amigos.
A las 6h nos metíamos en la cama.

Por suerte que todo lo que nos dieron nuestros Héroes equilibran todas las putadas a las que nos vimos sometidos, por lo que vamos a intentar olvidar lo sucedido pero, si encima me quedo sin verlos, creo que ahora mismo no estaría escribiendo esto sino que estaría metida en la celda de alguna carcel española, y eso que soy una persona tranquila y pacífica.

Como anoche dijo Bunbury:

"Pero... ¿Qué clase de gobierno tienen en la comunidad valenciana?"

Imagino que no vas a públicar este correo íntegro por su extensión, pero por lo menos escribiéndolo he vomitado un poco de la bilis que llevo contenida porque, aunque pueda parecer surrealista, te aseguro que todo es cierto, y sólo me ha faltado leer lo que les pasó a esos pobres 20.000.

Muchas gracias por tu trabajo, a Nacho Royo por lograr lo imposible, a Héroes por haberse despedido (esta vez sí) elegantemente y dejando el pabellón bien alto, a todos los que lo han hecho posible y, por supuesto, a todos los que hemos mantenido la llama encendida (y la seguiremos manteniendo).


Forever Héroes, forever!

Xesca
(Kuliflò&Xes, Mataró)


El antes:





El después: